Aprende ruso con nosotros.
Red Kalinka es la mayor escuela de ruso del mundo.

CLASES EN VIDEO + TUTOR CLASES INDIVIDUALES LIBROS EJERCICIOS ONLINE

Aprende ruso con nosotros.Red Kalinka es la mayor escuela de ruso del mundo, donde podrás aprender como y cuando quieras. Tenemos clases individuales   clases en VIDEO   libros , apps para tu teléfono, materiales de estudio descargables...

Clases de ruso por skype con profesores nativos

CLASES DE RUSO ONLINE

Escoge como quieres aprender ruso con nosotros: clases individuales o en vídeo. En cualquier caso, estarás aprendiendo desde casa con la mejor escuela del mundo.

Clases Individuales



Clases en Vídeo + Tutor

Tsiolkovski y su ascensor al cielo

Miercoles 28, Mayo 2014, 7:03 pm Red

En 1979 el famoso escritor británico Arthur C. Clarke publica su novela “Las fuentes del Paraíso” en la que unos científicos construían un ascensor muy peculiar, que se elevaba a 36 kilómetros de altura. Lo que poca gente sabe es que este ascensor no fue fruto de la imaginación de este escritor de ciencia ficción, sino el invento de un científico ruso que había nacido 122 años antes de la publicación de esta novela. 

El científico hecho a sí mismo

Konstantín Eduárdovich Tsiolkovski (1857-1935) lo tuvo difícil desde que era muy pequeño. Con sólo diez años una enfermedad le produjo una sordera que le hizo imposible recibir educación en una escuela, así que estudió en casa. Una vez alcanzó la edad para comenzar a la universidad, acudió  a estudiar durante tres años a la biblioteca de  Moscú donde conoció a uno de sus trabajadores: Nikolái Fiódorov, padre del cosmismo (космизм) ruso. Esta persona influyó tanto en Tsiolkovski, que desde ese momento comenzó sus investigaciones sobre cohetes y viajes espaciales. El cosmismo tenía la finalidad de superar la muerte y llegar a la inmortalidad, y proponía que el hombre debía dominar la naturaleza y conquistar otros planetas gracias a su dominio científico.

tsiolkovski
Sello conmemorativo de Tsiolkovski

El padre de la astronáutica

Tsiolkovski fue una figura singular, ya que fue el primer científico en estudiar la posibilidad de los viajes espaciales. Murió años antes de que ningún objeto creado por el hombre llegara al espacio y, sin embargo, sus teorías contribuyeron al desarrollo del programa espacial soviético. Construyó la parte científica del cosmismo ruso con la única finalidad de proporcionar la inmortalidad al hombre. Sin embargo, de los 400 trabajos que escribió sólo 90 se refieren a la astronáutica.

En la época en la que el escritor francés Julio Verne publicaba sus novelas, Tsiolkovski decidió crear el método científico que explicara un viaje al espacio como el que Verne describía en “De la Tierra a la Luna”. Desde el primer momento Tsiolkovski concibió la idea de una nave metálica con blindaje contra meteoritos y unos asientos que pudieran resistir grandes fuerzas de empuje. También desarrollo un traje que permitiría salir a los tripulantes de la nave y respirar en el espacio. Para que esta nave pudiera llegar al espacio, Tsiolkovski desarrollo la “ecuación del cohete de Tsiolkovski” que permitía calcular el empuje de un cohete en función de la masa que perdía.

A pesar de sus trabajos, Tsiolkovski fue ridiculizado por sus contemporáneos que no entendían la utilidad de sus teorías y lo consideraban un científico alejado de la realidad. Esto se agravó más cuando Tsiolkovski mantuvo la teoría de que no estábamos solos en el universo y existían seres vivos en otros planetas.

ascensor espacial

Esquema de un ascensor espacial

El ascensor de Arthur C. Clarke

Y terminamos como habíamos empezado: hablando del ascensor del libro “Las fuentes del Paraíso”. En 1895, coincidiendo con los primeros avances en la construcción de la Torre Eiffel y viendo Tsiolkovski la posibilidad de levantar grandes edificios que no se caían, desarrolló una idea genial. Pensó en un modo sencillo, rápido y barato de enviar personas y materiales al espacio: el ascensor espacial. Tsiolkovski ya se imaginaba que el coste de enviar cualquier objeto al espacio iba a ser considerable, así que imaginó un elevador eléctrico que además aprovecharía la inercia y la fuerza de la gravedad para ahorrar energía al subir o bajar.

La idea era sencilla: un cable de 36 kilómetros anclado al ecuador de la Tierra, con un contrapeso al final y un ascensor gigante que se elevaría por ese cable. Un concepto tan simple, en realidad era difícil de llevar a la práctica, y el propio Tsiolkovski ya dijo que ningún material podría resistir las tensiones entre la Tierra y el espacio, por ello, su uso quedó relegado a ser usado en la ciencia ficción… hasta ahora.

En el año 2009, la empresa LaserMotive LLC consiguió hacer subir un objeto 900 metros por un cable suspendido de un helicóptero y recibió un premio de 900.000 dólares. Por su parte, la NASA mantiene desde 2010 un concurso con 4 millones de dólares como premio llamado “Elevator: 2010” desarrollado para la creación de un autentico ascensor espacial. Puede que dentro de unos años el sueño de Tsiolkovski de conquistar nuevos mundos esté más cerca y sus teorías e inventos puedan por fin salir de los libros de ciencia ficción.

Cultura y lengua rusa con Red Kalinka y Facebook

Descubre con nosotros la maravillosa cultura rusa y su idioma. Haz click en los siguientes botones para compartir este artículo o para seguirnos en Facebook.

¿Te ha gustado el artículo? Haz un comentario:

Clases de ruso por skype con profesores nativos

CLASES DE RUSO ONLINE

Escoge como quieres aprender ruso con nosotros: clases individuales o en vídeo. En cualquier caso, estarás aprendiendo desde casa con la mejor escuela del mundo.

Clases Individuales



Clases en Vídeo + Tutor

RED KALINKA© | Gijón - España
Diseño Web Asturias - Envista Cultura Visual
Envista Cultura Visual
Diseño Web en Asturias